23 may. 2010

Son tus ojos, Alexiel, tus ojos

Tienes la mirada manchada, Alexiel, y no se de qué es. Es una de esas manchas que no se van cuando frotas, que persisten, empañando tus ojos de cielo. Creo que esta es tu primera vez. no te preocupes, puedo arreglarlo.
Es que son tus ojos, joder, ¡tus ojos, Alexiel! Que me saben a ganas camufladas de frío, a añoranzas, a recuerdos.
Solo un poquito más, Alexiel, aguanta un poquito más.
Esta vez prometo ser yo la que vaya a salvarte.

14 may. 2010

Y mi ropa en el suelo de tu habitación.

No es tan sencillo.
No es tan sencillo como decir que le das sentido a mi vida- sabemos ambos que eso es mentira.- No es tan sencilo como hablar de amor, desde luego. No es tan fácil como recibir golpes, como dar caricias. No va de miradas, de sexo, ni de besos. no es como sentir mariposas en el estómago. No eres, desde luego, un ángel caido del cielo ni un príncipe disfrazado. 
Vamos a dejarnos de tópicos y a hablar con franqueza. Vamos a dedicarnos un rato a ti, a mi y a las ausencias que nos ocupan el pecho. Hablemos de lo práctico de los suspiros, de los alientos. Discutamos que se siente cuando te pulverizan el corazón y le prenden fuego a los cimientos de tu vida. Hablems de orden, de te, de puntos de vista. Hablemos de fotografías y de cervezas heladas; todo es negociable. Hablemos de mis caderas y de tus manos y de lo bien que se llevan. Hablemos de coincidencias, de literatura, de prosas y versos. De Dioses, de adioses, de milagros.  Explícame como enfriarme antes de estallar y yo te enseñaré lo dulce y picante que se puede hacer un infireno, mi infierno. Te mostraré como incendiar los malos recuerdos y noches vacías, que a veces se hacen insoportablemente largas. De ruidos molestos, de guitarras desafinadas y bajos perezosos. de los silencios abruptos que descansan en los acantilados que hay entre los rayos de sol. Hablemos del colorante de las manzanas y de las tostadas que vas a prepararme para desayunar.
Hablame de la India.
¡Si, hablame de la India!
Hablemos ahora que podemos, antes de que mi ropa descanse en el suelo de tu cuarto, antes de que nos hayamos comido el uno al otro, antes de que me vaya y no nos volvamos a ver.
Antes de ser yo parte de ti y tú parte de mi.
Aunque creo, cielo mío, que para eso llegamos demasiado tarde.

13 may. 2010

Más o menos, libre.

Poco que decir.
Mañana prometo ser mejor.



Escepto para ti, que ni te lo mereces ni haces nada por merecertelo.
Ya veo todo lo que te importo.

3 may. 2010

Dibuja y desdibuja.

Me escuecen las heridas del corazón cuando estoy contigo.
¿Será porque vienes a curármelas con tu sonrisa manchada de cigarrillos?
Puedo portarme bien si me lo pides con ganas. Puedo hacer como que no voy a irme si tú haces como que me A(+). Y viceversa. Puedo contarte las historias más largas y hacerte las noches más cortas, llenarte tus oidos vacíos de palabras no tan huecas como te hicieron creer en su día. Tú dame tiempo. Dame tiempo y puede que lo infuncionable funcione. Que yo puedo borrar lo imborrable, saltarme lo previsible. Puedo enredarme entre tus piercings y deborar tus tatuajes.
Puedo descolocarte, ánima libera.
Puedo hacerte libre.
Solo si tú me dejas que te descoloque, claro.





Yo, a cambio, puedo dejar que dibujes o desdibujes mis contornos.
Lo que tú prefieras.

Nubes


MusicPlaylistRingtones
Create a playlist at MixPod.com